¿Ya has escuchado sobre la viagra femenina?

viagra femenina

Hace tres años, la Administración de Alimentos y Drogas aprobó una píldora rosa que fue llamada la «Viagra femenina» ya que estaba hecha para incrementar la libido de una mujer. Esta píldora vendida por la marca de nombre Addyi, pronunciada addi. Era la primera prescripción femenina aprobada por la FDA para ayudar a fortalecer los deseos sexuales de una mujer. Para mujeres con un bajo deseo sexual, la salvación parecía haber llegado. Eso fue hasta que su desarrolladora, Sprout Pharmaceuticals, fue vendida y su impulso se desvaneció un poco. Adicionalmente, factores como la falta de consciencia por parte de los proveedores del los servicios médicos el precio prohibitivo de las píldoras contribuyó a su falta de impulso. También, solo el 10% de las farmacias tenía stock de ellas.

Pero Addyi ha vuelto. Ha sido lanzada nuevamente a un costo más económico (un máximo de $99 al mes). Para el contexto, solía costar $800 al mes. Cindy Eckert, cofundadora de Sprout y CEO de The Pink Ceiling, una incubadora de start-up para mujeres está a cargo de la nueva dirigencia y pretende hacer la píldora disponible para todas las mujeres vía telemedicine. Aquí está lo que necesitas saber sobre esta «Viagra femenina».

Así funciona

Según los datos, una de cada diez mujeres sufre de una lamentable falta de deseo sexual. Incluso peor, sucede sin razón aparente, a diferencia de los casos en que pudiera darse por depresión, ansiedad, o tal vez porque su pareja ha decidido seguir por su cuenta. De acuerdo con los médicos, la condición es causada por el Desorden de Deseo Sexual Hipoactivo (DDSH). Y antes de que comiences a hacerte ideas, no todas las mujeres afectadas están casadas o son de edad mediana. Algunas pueden estar en sus veinte o treinta, tener pareja o no, y la falla emocional puede ser intensa.

Mientras que es común que el deseo sexual venga y vaya, en el DDSH es mucho más severo. Puede causar una pérdida de deseo por incluso más de 3 meses. Se caracteriza por:

  • Limitadas o cero deseos o fantasías sexuales.
  • Reducido o ausencia de insinuaciones o estímulo sexual.
  • Pérdida de interés en las actividades sexuales.
  • Frustración y sentimientos de incompetencia y preocupación debido a la falta de deseo sexual.

Esto puede ocasionar estrés emocional y las repercusiones psicológicas negativas que vienen con ello. Los médicos dicen que las mujeres que tienen DDSH tienen una falta de balance entre los neuroquímicos que hacen que una mujer quiera sexo y los que hacen lo opuesto.

Ahí es donde Addyi entra en juego. Cuando se toma diariamente, como un antidepresivo, puede alterar los químicos del cerebro que funcionan par incrementar la líbido y traer de vuelta el deseo sexual. Pero a diferencia de la Viagra normal que causa una reacción directa (la erección para ser claros), la viagra femenina va hacia el cerebro. Esto significa que no tendrás que tomarte una píldora para que te excites en unos 20 o 30 minutos. En cambio, mantiene «tibio» tu cerebro, a cierto nivel para ajustar la química. Puede tomar de 4 a 6 semanas para que haga efecto. Lo que NO HACE es revivir tus órganos sexuales, como el viagra.

Y la persona más apta para usar esta píldora, de acuerdo con la psicoterapeuta y neuropsicóloga Marsha Lucas, Autora de Rewire Your Brain for Love. «La candidata correcta es alguien que solía tener una buena libido, pero que ya no y no hay explicación para ello. Ella está en una hermosa relación y ha dejado de tener pensamientos de deseo sexual, y lo que es más importante está estresada por ello, y quieres hacer algo al respecto».

Controversial

Las quejas sexuales de mujeres son muy comunes. Entre el 40% y el 50% de ellas han tenido, en algún momento, una queja de disfunción sexual. Es un problema muy común, sin embargo, poco se ha hecho en el desarrollo de medicamentos para ello. Sin embargo, los críticos afirman que la píldora no se ocupa de problemas sociales que puedan llevar a la pérdida de deseo sexual (como una pareja abusiva). Public Citizen, un grupo de observación para el consumidor que testificó contra la droga, dijo que la píldora debía ser eliminada del mercado en pocos años porque presentaba «serio daño a la mujer, con poco beneficio».

Efectos secundarios posibles

Hablando de peligros, la Viagra femenina tiene algunos efectos secundarios potenciales. De acuerdo con el sitio de Addyi, las mujeres que usan la droga tienen un riesgo alto de sufrir una baja de presión sanguínea severa o desmayo. Otras contraindicaciones potenciales pueden incluir náusea, mareo y fatiga. Adicionalmente, cualquiera que tome una píldora debería evitar beber alcohol ya que puede incrementar el riesgo de esos efectos.

La píldora tampoco funciona para todas, y muchas han negado ver algún cambio desde que comenzaron a tomarla. Una mujer afirmó que fue de tener cero de actividad sexual hasta dos veces por mes. Otra dijo: «no era una mamá caliente tratando de tener sexo con todos – solo me hizo sentir más abierta a hacerlo y me sentía más como yo misma nuevamente», Dijo. Esto muestra que los efectos de Adddyi son ligeros para cualquier mujer.