Es difícil dejar el porno, según estrellas

El porno es un muy gran show. Te pagan grandes sumas de dinero por un día y grabar en conjunto, y quizás llegar a tener orgasmos. Eso no quiere decir que no es difícil. El porno es definitivamente un trabajo duro. Ustedes tienen que ser capaces de mantener erecciones durante largos períodos de tiempo y acabar muchas veces. Ambos sexos tienen que mantener el cuerpo caliente y ciertos tipos de miradas para permanecer fiel a sus marcas. Puede que tengan que soportar posiciones incómodas y antinaturales para conseguir la toma perfecta, y acaban con sus cuerpos al extremo para hacer porno increíble como escenas de doble penetración y doble anal. Sin embargo, de acuerdo a un hombre que ha intentado abandonar el negocio, es más difícil de lo que usted podría pensar para entrar a la corriente mundial, es un sentimiento del que se hace eco de otros que han intentado después de alcanzar gran fama.

Danny Wylde fue un gran actor porno masculino por más de 8 años antes de decidir probar algunos nuevos empeños, según una entrevista en línea. Wylde todavía trabaja en el negocio del porno, sólo por detrás de las escenas, porque ahora dice que es difícil abandonarlo. Ya había estado trabajando en el porno hace 8 años, tiene un gran vacío en su currículum, y no podría ser realmente capaz de llenar a la gente, salvo para aquellos que son excepcionalmente abiertos. Así que ha decidido utilizar sus habilidades de vídeo para seguir trabajando en el negocio, y usa sus conexiones de la industria para obtener la edición de shows y ganarse la vida de esa manera.

Porn show club live

Otra famosa estrella porno, Gauge, fue filmada en una entrevista para un sitio porno hace unos años en la que detalló sus experiencias al tratar de regresar a la universidad para convertirse en un técnico quirúrgico, una carrera que ella también creía que sería gratificante. Sin embargo, alguien la reconoció de sus películas porno y por su movimiento característico que era ser enculado mientras hacia una parada de mano – y le dijo a todo el mundo, lo que trajo un montón de vergüenza al resto de la gente de su clase, y al personal médico que estaba trabajando con ella para conseguir la formación adecuada. Entonces, la peor cosa sucedió. Al final de su clase ninguno de sus profesores quería firmar diciendo que había completado el número requerido de horas de formación. Así pues, regresó al negocio de la pornografía, lo que hizo que sus seguidores muy felices.

Si usted tiene la oportunidad de contratar a una estrella porno, haría bien en hacerlo porque realmente tienen mucho que ofrecer al mundo. Son trabajadores diligentes y la mayoría de ellos son secretamente súper inteligentes. No dejes que tu tropa pornográfica te engañe, la mayoría de las estrellas porno tienen una pasión secundaria que les ayuda a triunfar en todo lo que hacen, y que no está mal mirar!