¿Por qué el porno japonés está censurado?

chica japonés censurada

Bien, si pasas un tiempo considerable buscando en el internet, es probable que veas porno. Y, si ese es el caso, entonces debes haber encontrado, ocasionalmente, porno japonés.

También, seguramente debes saber que el porno japonés es una maldita bomba de tiempo ya que no solo mezclan géneros de extremo BDSM y juego de roles, sino que también nos dieron nuevas categorías llamadas tentáculos y, generalmente, añade el desafío japonés de entrar a territorios donde pocos se han atrevido a entrar, como entretenimiento para adultos.

Sin embargo, una cosa que particularmente sobresale del porno japonés para todos con un par de ojos funcionales; los genitales están censurados (las pollas y los coños están cubiertos por mosaico).

Algunos piensan que esconder las partes del actor es desafiar el propósito del porno, para empezar, pero es recomendable pensar en las diferencias de la cultura que más se manifiesta en la ley, antes que en castigar a los japoneses como correctos.

Lo que nos trae a una pregunta de un millón de dólares: ¿Por qué el porno es censurado? ¿Cuál es el punto de censurar de cualquier manera? Luego de investigar, He vuelto con algunas respuestas para ustedes.

LA LEY

Ellos dicen que la ley es la ley, y el Artículo 175 del Código Penal Japonés prohíbe compartir material indecente. Ahora, eso suena a una ley extraña, considerando que los japoneses son los que tienen una de las más grandes industrias del porno, pero los artistas japoneses de la variedad del entretenimiento adulto han encontrado una forma fácil de dar vuelta a esta ley al volver los genitales borrosos.

Hasta los noventas, mostrar el vello púbico era considerado obsceno, y si buscas algo de porno japonés más antiguo, notarás que toda la parte baja del torso estaba distorsionada. ¡Hay incluso un rumor sobre que los actores solían fingir el sexo!

Hace unos cinco años, el gobierno japonés estaba dispuesto a sacar de venta cualquier porno que consideraran que mostraba “demasiado”. En 2004, el Artículo 175 fue usado por primera vez en 20 años contra un artista de manga llamado Suwa Yuuji, quien fue preso por distribuir material “indecente y explícito” por medio de su arte.

Él se declaró culpable y fue multado por 500,000 yenes. Así, no ha habido más problemas legales desde que los productores de porno japoneses se las arreglaron para borrar los genitales para evitar estar fuera de la ley.

COMPRENDIENDO LA CULTURA JAPONESA Y EL PORNO

Dicen que las leyes de un país relejan su moral, pero es necesario notar que la moralidad, por sí misma, es sujeta a cambio a través de los años. Antes de la actual política, Japón tenía una de las más progresistas actitudes hacia el sexo.

Bueno, todavía, considerando que tiene un algunas de las permisiones más liberales en pornografía, comparado con otros países del Este de Asia, donde es ilegal tener o distribuir porno. Pero era mucho más progresista antes de que entraran en contacto con la cultura occidental en el siglo XIX.

La llegada de occidentales a la isla trajo consigo la versión occidental de la moral. Comenzó a enraizar en los niveles más altos de la sociedad japonesa mientras que el gobierno hacía lo mejor que podía para mostrar al mundo occidental de que Japón era una sociedad civilizada igualitaria.

Las prácticas japonesas tradicionales que eran percibidas como normales por los locales, pero que parecían extrañas para los extranjeros eran ilegales, una de las más grandes fue el Shunga, una forma de arte tradicional que pintaba una gran cantidad de parejas japonesas heterosexuales con grandes genitales teniendo sexo.

El Shunga puede haber sido ilegal por más de 300 años ya, pero su legalidad sigue viéndose en el manga racista de hoy mientras que la exportación japonesa más importante en lo que a entretenimiento para adultos se refiere es lo que tiene que ver con tentáculos, y que pueden trazar su origen en el Shunga. ¿Ven? La obscenidad japonesa no siempre fue un desastre pixeleado.

PERO LOS SENOS NO TIENEN CENSURA

Si el despliegue de genitales está considerado obsceno e indecente, entonces ¿Por qué los senos no están censurados en el porno japonés? Quiero decir, cualquiera que considere los genitales como una obscenidad seguramente tendría problema con un gran despliegue de pezones, ¿Cierto? Bueno, no en realidad.

Japón tiene una interesante relación con los pechos. El #FreeTheNipple puede no habar engolfado al país como movimiento, pero puedes encontrar tu respuesta a por qué los pechos no están prohibidos en el país al observar las raíces del porno japonés.

Como se ha visto en el Shunga, casi no hay diferencias entre los pechos masculinos y femeninos en lo que concierne a como son ilustrados en el arte. De hecho, la única forma de diferenciar entre los géneros es por medio del vestido y los genitales.

A diferencia del arte moderno, que erotiza los senos grandes, el arte shunga es evidencia de que los japoneses no estaban tan obsesionados con ese par femenino. De hecho, era común ver a mujeres japonesas caminando topless. La desnudez no era considerada algo tabú y no era raro ver a miembros desnudos del sexo opuesto en los baños comunales.

Como puedes ver, los japoneses no siempre estuvieron opuestos a la idea de la desnudez y a la total exposición de los genitales. Una combinación de eventos trajo el cambio consigo.

FINALMENTE

De cualquier manera, haz un repaso por los sitios porno y descubre que hay más que Japón tiene qué ofrecer al mundo del entretenimiento adulto, incluyendo mucho porno no censurado. Aun así, es loco pensar que un país con tal riqueza en su historia sexual y un potencial grande para formas más imaginativas de arte erótico puede encontrar algo tan recto como los órganos reproductivos humanos como algo obsceno e indecente.